Lectura de discursos históricos de ex parlamentarios. - Archivo Celebración del Bicentenario

Lectura de discursos históricos de ex parlamentarios.

04 de Junio

Con la lectura de discursos históricos de destacadas personalidades que fueron parlamentarios, arrancó oficialmente el sábado 4 de junio de 2011 la celebración del Bicentenario del Congreso Nacional. Los discursos correspondieron a Fray Camilo Henríquez, Benjamín Vicuña Mackenna, Arturo Alessandri e Inés Enríquez.

Proyecto sobre voto femenino.

Conciudadanos del Senado:

La eficacia de los regímenes democráticos para asegurar una feliz convivencia entre los pueblos y arbitrar aquellos medios que nos libren de los temores de la miseria, la desocupación, las injusticias, las luchas intestinas, los conflictos internacionales, ha sido puesta a dura prueba durante estos últimos años (…)

El signo de la democracia nos induce a cuantos desempeñamos tareas legislativas a trabajar con más ahínco que nunca en depurar el régimen representativo y extender la ciudadanía a radios cada vez más amplios de la población, para que un mayor número de electores cumpla con sus deberes cívicos, participando en las elecciones (…)

Es necesario cuidar de la salud de nuestro pueblo, proveer su vivienda y bienestar, extirpar el analfabetismo mediante la multiplicación de las escuelas y una enérgica campaña de la alfabetización y cultura de los adultos. Así también es indispensable incorporar a la ciudadanía política a la mujer (…)

Si desde el punto de vista nacional precisa, pues, dar acceso a mayores núcleos ciudadanos en el ejercicio del sufragio, desde un punto de vista social es justo no retardar más la incorporación de la mujer a la plenitud de los derechos cívicos.

No debemos olvidar el mayor número de mujeres que ayudan con sus esfuerzos personales al mantenimiento de la familia, cuidan del hogar y de los hijos, y que tienen derecho como sus compañeros a interesarse en el aseguramiento de un porvenir de paz, de superación social, y de acrecentamiento económico para la joven y futura generación (…)

Desde 1924 viene Chile, al igual que los otros países americanos, aceptando recomendaciones y votos referentes a los derechos políticos de la mujer (…)

Durante muchos años, Chile encabezó a los países hispanos en la consideración que prestó a su sector femenino. Fue el primero que en 1877 le permitió el ingreso a las facultades universitarias en igualdad de condiciones con el varón. Las primeras médicas y las primeras abogadas de América hispana fueron chilenas. Fue también uno de los primeros en levantar sus incapacidades civiles más notorias (1925) y en reconocerle derechos a participar en las elecciones municipales (1934).

En diversas oportunidades, los legisladores chilenos han deseado corregir una desigualdad política que si tuvo alguna base en la condición de la mujer en el siglo pasado, no se compadece con su posición actual. En 1917, el diputado conservador, don Luis Undurraga, presentó el primer proyecto de sufragio femenino (…)

En 1939, el diputado señor Oscar Gajardo presenta un segundo proyecto que alcanza a discutirse; y en 1941, el malogrado don Pedro Aguirre Cerda envía un tercero que fue incluido dentro de la convocatoria de a sesiones extraordinarias. Pruebas son éstas del anhelo de ampliar la base democrática de nuestra República.

Arturo Alessandri Palma, senador, 20 de junio de 1945.